Diana Méndez, Argentina – Empresaria

Mi nombre es Diana, tengo 56 años, vivo en Argentina y dirijo mi propia empresa de productos químicos para pozos de petróleo y gas.  Empecé  a trabajar muy joven, en la empresa de mis padres, mientras estudiaba en la Universidad.  Me casé y fui mamá  también muy joven, con lo cual  estudiar y criar a mis hijas fueron durante un tiempo mi prioridad.

Una vez terminada la universidad comencé a preocuparme un poco más por el futuro de la empresa familiar y contraté una asesoría que si bien ayudó al crecimiento de la misma, también puso en evidencia las diferencias en la visión de la compañía y el negocio, en el interior de la familia. Esta asesoría me permitió ver que tenía varias fortalezas relacionadas con la capacidad de generar negocios de principio a fin. Entre ellas la posibilidad de comunicar y motivar, la de encontrar soluciones a través de mi gestión a los problemas de los clientes, demostrando que podía ser la mejor para ello.  Adquirí también manejo del comercio exterior tanto para importar como para exportar productos.

Todos estos aprendizajes determinaron que tomara la decisión de independizarme. Durante un tiempo trabajé en un emprendimiento con una socia, que, cuando en Argentina el comercio exterior era una tarea muy difícil de realizar, quiso cerrarlo, pero yo decidí seguir adelante, debido a que había desarrollado una red de contactos en el ámbito del petróleo muy interesantes, pero además porque confiaba en mí misma y pensaba que podía crecer y desarrollar.

Hoy la empresa la dirijo junto con mi esposo, mi yerno y mi hija. Tenemos una pequeña planta de producción y tratamos entre todos de llevarla hacia adelante. En fin, logré mi propia empresa familiar.

Mi experiencia propia y haber visto varias separaciones de matrimonios amigos me hacen pensar que todas las mujeres deben tener una carrera laboral, en cualquier estrato social y con cualquier nivel educativo. El futuro de las mujeres no puede depender de las decisiones de los hombres. Toda mujer debe saber que puede hacer una tarea, tener la posibilidad de encontrar en  cuál de ellas  se desempeña mejor  y además saber cómo demostrar esto. Si existe un curso de estrategia profesional ayude a las mujeres a conocerse a sí mismas en el ámbito laboral, recomiendo tomarlo ya que esto les otorgará las herramientas para tomar las decisiones que afectarán toda su vida.

Anuncios