Lourdes Lara, México – Gerente de Ventas

Qué tal, mi nombre es Lourdes Lara, nacida en la ciudad de México y desde hace 33 años  felizmente radicada en una hermosa ciudad colonial del centro del país llamada Querétaro, misma  que hoy enfrenta un reto importante debido a su desbordado crecimiento poblacional generado por la inseguridad de estados aledaños y el terremoto de la Ciudad de México ocurrido en el 2017. Ahora me encuentro en búsqueda  de encontrar un sitio para vivir con mejor calidad de vida.

Mi desarrollo  laboral está influenciado desde mis 12 años, donde en mis tiempos libres me enfrenté a desarrollar mis primeras ventas de productos lácteos fabricados por una empresa familiar, en la que de manera periódica surtía a los vecinos de mi municipio sin imaginarme que esos inicios serían las primeras tablas que me llevarían a involucrarme profesionalmente en el mundo del desarrollo de negocios que es a lo que actualmente me dedico. Iniciando como asistente de la Gerencia de Mercadotecnia y Exportaciones en una empresa mexicana fabricante de selladores para la industria de la construcción desde hace 21 años, cada etapa ha traído consigo grandes satisfacciones en mi carrera profesional,  al ir acompañando a la empresa en diferentes etapas de su posicionamiento y crecimiento y ser parte del equipo estratégico que la ha llevado al liderazgo en su campo de acción. Actualmente ocupo el cargo de Gerente de Ventas Región Sur.

Para mí, lo más importante es sentir felicidad genuina en congruencia entre lo que pienso y hago en todos los ámbitos de mi vida. Mi gran deseo como persona ha sido formar una familia y ejercer con plenitud mi rol de madre, así como contribuir a la sociedad en la que me involucro tanto en lo personal como en lo profesional. Y mi meta siempre ha sido poder equilibrar estas tres fuerzas.

A lo largo de mi vida, he tenido la oportunidad de conocer mis capacidades y habilidades a través de maestros que han sumado a mi crecimiento profesional y también de otros que mediante nuestras  diferencias, me han hecho  potencializar mis fortalezas, permitiéndome capitalizarlas en mis relaciones con clientes, compañeros de trabajo y familia.  Más importante aún, para atender con consciencia mis áreas de oportunidad y ofrecer un liderazgo constructivo a todos aquellos en los que ejerzo algún tipo de influencia.

Es evidente, que el rol de una mujer trae consigo mayores retos en la apuesta de poder combinar una vida familiar y profesional a la vez. Asimismo, nos enfrentamos a una sociedad aún con diferencias de género y a vivir en un mundo en constantes cambios. Todo proyecto que contribuya a la formación humana y profesional con un enfoque basado en lo que una mujer busca para su desarrollo, siempre será de gran valor.

Anuncios